miércoles, 14 de agosto de 2013

Cristóbal de Morales. Parce mihi Domine

La liturgia eucarística de hoy nos habla del perdón de los pecados. Con este motivo, hemos programado la audición de un impresionante motete de Cristóbal de Morales, compuesto sobre un responsorio que enhebra distintos versículos de los salmos, implorando la misericordia divina. El tono místico y recogido de la obra es impresionante. La interpretación corre a cargo del coro Monteverdi, bajo la magistral dirección de John elliot Gardiner.



Parce mihi, Domine, nihil enim sunt dies mei. Quid est homo, quia magnificas eum? Aut quid apponis erga eum cor tuum? Visitas eum diluculo et subito probas illum. Usquequo non parcis mihi, nec dimittis me, ut glutiam salivam meam? Peccavi, quid faciam tibi, o custos hominum? Quare posuisti me contrarium tibi, et factus sum mihimetispsi gravis? Cur non tollis peccatum meum, et quare non aufers iniquitatem meam? Ecce, nunc in pulvere dormiam, et si mane me quaesieris, non subsistam


Perdóname, Señor, porque mis días son nada. ¿Qué es el hombre, para que lo engrandezcas o para que pongas tu corazón en él? Lo visitas por la mañana, y lo pones de pronto a prueba. ¿Hasta cuándo no me perdonarás, no me salvarás, para que pueda tragar mi saliva? He pecado, ¿qué puedo hacer ante ti, guardiándel hombre? ¿Por qué me has puesto contra ti, y me he convertido para mí mismo en una carga? ¿Por qué no me quitas mi pecado, por qué no destruyes mi iniquidad. He aquí que ahora duermo en polvo, y si mañana me llamas, no subsistiré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario