viernes, 3 de abril de 2015

Improperios Mayores del Viernes Santo

Escuchamos este Viernes Santo los Improperios Mayores, una antiquísima deprecación litúrgica, en la que se intercala el texto latino con invocaciones griegas, lo que testimonia su venerable antigüedad y el dramatismo inherente a su texto. Escuchamos la versión gregoriana, interpretada por la Nova Schola Gregoriana que dirige Alberto Turco.


Popule meus, quid feci tibi? 
Aut in quo contristavi te? 
Responde mihi. 
  
Quia eduxi te de terra Aegypti: 
parasti Crucem Salvatori tuo. 
  
Agios, o Theos. 
Sanctus Deus. 
Agios ischyros. 
Sanctus fortis. 
Agios athanatos,
eleison imas. 
Sanctus et immortalis,
miserere nobis. 
  
Quia eduxi te per desertum 
quadraginta annis, 
et manna cibavi te, 
et introduxi in terram satis optimam: 
parasti Crucem Salvatori tuo. 
  
Agios o Theos.... 
  
Ego proper te flagellavi Aegyptum 
cum primogeniti suis: 
et tu me flagellatum tradidisti. 
  
Popule meus.... 
  
Ego te eduxi de Aegypto, 
demerso Pharaone in mare rubrum: 
et tu me tradidisti
principibus sacerdotum. 
  
Popule meus.... 
  
Ego ante te aperui mare: 
te tu aperuisti lancea latus meum. 
  
Popule meus.... 
  
Ego ante te praeivi
in columna nubis: 
et tu me duxisti ad praetorium Pilati. 
  
Popule meus....

Oh pueblo mío, ¿qué te he hecho? 
¿en qué te he entristecido? 
Respóndeme. 
  
Yo te saqué de Egipto:
tú preparaste una Cruz a tu Salvador.  
    
Dios Santo, 
Dios Santo, 
Santo y fuerte, 
Santo y fuerte, 
Santo e inmortal,
ten piedad de nosotros, 
Santo e inmortal,
ten piedad de nosotros. 
  
Yo te guié cuarenta años
por el desierto,
te alimenté con el maná,
te introduje en una tierra excelente;
tú preparaste una Cruz a tu Salvador. 

Dios Santo.... 
  
Por ti yo azoté a Egipto
y a sus primogénitos;
tú me azotaste y me entregaste.

¡Pueblo mío! 
  
Yo te saqué de Egipto,
sumergiendo al Faraón en el mar Rojo;
tú me entregaste
a los sumos sacerdotes.

¡Pueblo mío!

Yo abrí el mar delante de ti;
tú, con la lanza, abriste mi costado.

¡Pueblo mío!

Yo te guiaba
con una columna de nubes;
tu me guiaste al pretorio de Pilato.

¡Pueblo mío!

1 comentario: